El duelo

 El duelo es la reacción emocional, física y espiritual en respuesta a la muerte o una pérdida.

 En el caso del duelo provocado por la pérdida de nuestros seres queridos, la intensidad del mismo puede depender de múltiples factores, entre ellos, por ejemplo, de si la pérdida fue inesperada y repentina, o de la relación que teníamos con la persona que falleció.

El sentimiento del duelo es personal para cada uno de nosotros. Por este motivo, también el tránsito por su proceso es distinto en cada persona.

En un principio, y es una reacción habitual, puede parecernos imposible la recuperación personal después de perder a un ser querido. Pero este estado de aflicción nos irá mejorando gradualmente con el tiempo, si somos capaces de transitar por el proceso de duelo. Saber  y conocer algunas de las cosas que podemos esperar durante el proceso de duelo puede ayudarnos a superar el dolor.

Es natural continuar teniendo sentimientos y preguntas durante un tiempo después de la muerte de una persona. De la misma forma, también es natural comenzar a sentirse gradualmente “un poco mejor”. Obviamente esto dependerá mucho de la manera en que la pérdida afecte a nuestra vida.

No importa cómo elijamos pasar un proceso de duelo, no existe una manera correcta de hacerlo. El proceso de duelo es gradual y dura más en algunas personas que en otras.

Sin embargo, es importante que las personas que están atravesando un duelo no pierdan las ganas de vivir, de continuar con su vida. Debemos permitirnos estar tristes. Seguir adelante y aliviar la aflicción del duelo no significa olvidarse de la persona que hemos perdido. Volver a disfrutar de la vida no significa dejar de extrañar a esa persona. Y cuánto tiempo pasará hasta que comencemos a sentirnos mejor no es una medida de cuánto amábamos a esa persona. Con el tiempo, gracias al cariñoso apoyo de la familia y los amigos, del apoyo profesional que podamos recibir, de la cercanía de personas que puedan comprendernos, y de nuestras propias acciones positivas, iremos descubriendo maneras de enfrentarnos a las pérdidas de nuestros seres queridos.